Presentación

A principios de los años sesenta del siglo veinte, surgió la idea en el seno de la Alianza Evangélica Española (A.E.E.) de crear una institución docente para llenar un vacío existente entonces de formación del liderazgo de las iglesias, con la visión de dar una enseñanza más profunda de las Sagradas Escrituras a todos aquellos creyentes evangélicos que quisieran prepararse más adecuadamente para servir al Señor en sus respectivas iglesias locales. Pero la idea y la propuesta reposaron en el texto del acta de la reunión de la Junta durante años, donde se trató el asunto, hasta que llegó el momento apropiado. Un lustro más tarde se recuperó la iniciativa y se constituyó el CENTRO EVANGÉLICO DE ESTUDIOS BÍBLICOS (C.E.E.B.) en la ciudad de Barcelona auspiciado y recomendado por la Alianza Evangélica Española. Hasta entonces, los hermanos que deseaban adquirir una formación bíblico-teológica para desempeñar con más eficacia sus funciones ministeriales tenían pocas opciones: irse a estudiar a un seminario extranjero, hacer cursos por correspondencia en alguna institución de América latina o educarse de manera autodidacta.

Organización del CEEB

Un grupo de dirigentes de las Asambleas de Hermanos (AAHH) y de la Federación de Iglesias Evangélicas Independientes de España (FIEIDE)se pusieron de acuerdo para constituir el CEEB, el cual cumplió las expectativas de muchos que vieron la posibilidad de adquirir la formación necesaria en un instituto bíblico sin necesidad de dejar el país, la familia, la iglesia y el trabajo, con un coste asequible a sus posibilidades económicas. Además incorporaba una novedad que le distinguía de otras instituciones parecidas: las clases se impartirían después de la jornada laboral y aunque significaba un sacrificio importante, el gozo de poder estudiar la Palabra de Dios en profundidad durante varios días a la semana, hacía que no se tuviera como algo costoso, sino liviano y agradable, tanto para los profesores como para los alumnos. Al mismo tiempo, éstos podían poner en práctica en su propia iglesia local las enseñanzas que recibían. El primer curso empezó en el mes de octubre de 1969 con un buen número de alumnos.

Enseñanza del CEEB

Desde su origen, los promotores se propusieron marcar una línea de enseñanza muy clara: el CEEB sería “evangélico por cuanto enseña y defiende la posición bíblica del llamado protestantismo histórico, de acuerdo con la Declaración de Fe y el espíritu de la Alianza Evangélica Española”. Esto significa que sus profesores creen y enseñan que la Biblia es la Palabra de Dios en conformidad con los principios de sola Scriptura, sola Gratia, sola Fide, solo Cristo, que propugnaban los reformadores del siglo XVI. En todo momento se procura que la enseñanza no tenga matiz denominacional, pero “es lo suficientemente amplia para respetar, y exponer, los distintos puntos de vista sobre cuestiones secundarias, de carácter denominacional”. La adopción de esta línea de pensamiento, sitúa al CEEB dentro del marco conservador evangélico alejado de las posiciones del liberalismo teológico que, no sólo ha quebrado la fe de muchos en la vieja Europa y en otros lugares, sino que ha vaciado los templos de adoradores del Dios verdadero. Los alumnos que asisten a los cursos y seminarios que impartimos, son enseñados en las verdades del Evangelio para que a su vez sean instrumentos útiles en sus iglesias locales, sirviendo en aquellos ministerios apropiados a los dones que el Señor les ha concedido, en conformidad con los principios que encontramos en las mismas Escrituras: “lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Ti. 2.2). Por tanto, los alumnos que pasan por nuestras aulas no se enfrentan a un estudio simplemente científico y frío de un libro o de una teología que es consecuencia del pensamiento que han sistematizado destacados estudiosos del pasado, sino que en todo momento buscamos el fruto espiritual de una reflexión continua de la Palabra de Dios que nos lleva a aplicarla a nuestras vidas y de las iglesias de las que formamos parte, en una renovación constante y para su fortalecimiento. En otras palabras, el estudio bíblico-teológico que imparte el CEEB, no se hace al margen de la realidad en que vivimos, sino en contacto con la sociedad que nos rodea a la que deseamos llegar con el mensaje salvador de Jesucristo de una manera viva y apropiada con la Palabra de Dios, una palabra eficaz que transforma la vida de todos aquellos que se acercan a ella para hacérsela suya, por cuanto “la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios” (Ro. 10:17).

Durante unos cuantos años hemos mantenido una página web en Internet, pero creemos que ha llegado el momento de renovarla, así como también nos renovamos como institución sin abandonar los principios fundamentales que tenemos desde nuestro origen. Pensamos que con este nuevo formato podremos servir mejor al Señor aprovechando las nuevas tecnologías para facilitar la comunicación entre las iglesias que lo sustentan, los profesores y los alumnos, tanto actuales como antiguos, así como con todos aquellos que accedan a la misma en donde podrán dejar sus comentarios, solicitar información e inscribirse para cursar los estudios que ofrecemos.

Pedro Puigvert,
Presidente